La periodoncia es la parte de la odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del periodonto, es decir de los tejidos que rodean y soportan al diente: encía, hueso, ligamento periodontal (las fibras que unen la raíz dentaria al hueso) y cemento (fina capa que recubre la raíz dentaria).

En la Clínica de la Doctora Nora te ofrecemos soluciones a los problemas del periodonto tales como la gengivitis o la periodonitis, de forma eficaz y con la máxima profesionalidad.

Si tiene las encías inflamadas o enrojecidas, sangra fácilmente al lavarse los dientes o tiene mal aliento, no dude en consultarlo con nuestros odontólogos para poder actuar de forma rápida y eficaz, manteniendo una buena salud dental.

La gingivitis es la inflamación de las encías que aparece como respuesta a las toxinas producidas por las bacterias presentes en la placa bacteriana (mezcla de restos de alimentos con bacterias).

La periodontitis, comúnmente conocida como piorrea, es una fase más avanzada de la gingivitis, en la que el proceso ya involucra al hueso. Conforme la enfermedad avanza, la encía y el hueso se destruyen, formándose así bolsas alrededor del diente en los que se acumula aún más placa que a su vez produce más destrucción de hueso, entrando así en un círculo vicioso, hasta que el hueso que rodea al diente se ha destruido tanto que ya no es suficiente para sostenerlo. El diente empezará a moverse cada vez más y será necesaria su extracción o incluso llegará a caerse por sí solo.

Generalmente la enfermedad periodontal progresa durante mucho tiempo sin ningún dolor, por lo que los pacientes no buscan soluciones hasta que esta ya está muy avanzada, no obstante, existen señales que nos alertan de la existencia de este problema:

  • Inflamación y enrojecimiento de las encías
  • Sangrado al cepillarse o al pasar el hilo dental: una encía sana NO sangra con facilidad. (Atención, los fumadores no sangran aunque estén infectados, por el efecto de la nicotina sobre los vasos)
  • Desprendimiento de las encías.
  • Dientes móviles o separados entre sí.
  • Pus entre diente y encía.
  • Mal aliento.
  • Cambios en la forma en la que los dientes engranan al morder o en el ajuste de las dentaduras postizas.

El hábito de fumar ha sido bien asociado con varias enfermedades bucales, entre las cuales se incluyen las enfermedades periodontales ( que afectan el hueso y la encía); así mismo, está ampliamente demostrada la relación entre el tabaco y su incidencia sobre la aparición y el curso de dicha enfermedad ( ya que es más severa en aquellos pacientes que fuman con mayor frecuencia y en mayor cantidad). El tabaco es también es un factor que reduce la eficacia del tratamiento periodontal comprometiendo los resultados del mismo.

Esto se debe a los efectos irritativos por roce, térmicos (por calor) y químicos (por liberación de diferentes sustancias) que el tabaco produce sobre los tejidos de la boca, así mismo, actúa aumentando el flujo salival y favoreciendo la formación de sarro. La nicotina por su parte ejerce un efecto vasoconstrictor (disminuyendo el aporte sanguíneo) a los tejidos (encía y hueso) e inmunosupresor sobre las células de defensa de la boca, retardando el proceso normal de cicatrización de los tejidos.

Evitar el consumo de tabaco no sólo mejorará la prevención y control de la enfermedad periodontal, sino que también tendrá un efecto positivo sobre cuadros sistémicos como enfermedad cardiovascular, cáncer, alergias y enfermedades infecciosas que han sido asociadas a la presencia de dicha enfermedad.

Está demostrado que los fumadores padecen más precozmente enfermedad coronaria (de los vasos propios del corazón), cerebrovascular y vascular periférica; y tiene mayor riesgo de padecer muerte súbita e insuficiencia cardiaca. Todo esto se explica por los efectos que tienen las diferentes sustancias que se generan producto de la combustión del tabaco (monóxido de carbono y nicotina principalmente) sobre el corazón y los vasos sanguíneos. Así mismo, los últimos estudios reportan la relación entre el tabaquismo pasivo y el aumento de riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

Dichas sustancias aumentan el ritmo del latido del corazón y aumentan la tensión arterial, favorecen la aparición de arterioesclerosis (disminución del espacio por donde circula la sangre en los vasos) favorecen el desarrollo de trombosis, provocan una disminución del calibre de las arterias coronarias (dificultando el riesgo sanguíneo del corazón), aumentan la probabilidad de padecer arritmias y aumenta las necesidades de oxígeno del organismo suponiendo una sobrecarga para el corazón.

Existe una relación directa entre la dosis de cigarrillos fumados y el efecto que se produce a nivel cardiovascular, sin embargo, al dejar el tabaco se disminuye rápidamente el riesgo de enfermedad cardiovascular, de manera inversa cuando ya hay una patología cardiovascular previa, los fumadores que continúan consumiendo tabaco

Para prevenir lo mejor es una buena constancia en la higiene dental. En la Clínica de la Doctora Nora Accaputo se instruye, a todos los pacientes de forma gratuita en la realización de un correcto cepillado y otras técnicas de higiene (hilo dental, irrigadores, limpieza de aparatos ortodónticos, dentaduras y fundas,…). Si seguimos estas pautas y acudimos periódicamente al dentista para revisar nuestro estado bucal, podremos evitar la aparición de las alteraciones periodontales.

Curetajes:

En el caso de que ya existan depósitos de sarro bajo la encía que el paciente no puede eliminar por sí mismo, será necesario realizar un tratamiento denominado "curetaje".

El curetaje es una limpieza profunda en la que se elimina todo el sarro presente en el surco gingival utilizando distintos instrumentos, principalmente las curetas, una especie de finos “raspadores” que se introducen delicadamente en el surco de la encía para desprender el sarro. La limpieza se completa con el uso de ultrasonidos que terminan de remover el sarro y fresas y pastas que pulen la superficie radicular para dificultar la acumulación de sarro. El curetaje no solo elimina el sarro sino que previene su futura aparición. 

Cirugía periodontal

:

Cuando la enfermedad periodontal está muy avanzada, las bolsas formadas alrededor de los dientes son demasiado profundas como para poder acceder al fondo de ellas y limpiar el sarro, se procederá a realizar una cirugía periodontal en la que la encía se levanta cuidadosamente para poder limpiar totalmente la zona. Finalmente la encía se reposiciona con puntos de sutura en el mismo lugar en el que estaba. Las molestias postquirúrgicas son mínimas.

¿Por qué debo hacerme un tratamiento periodontal si yo no noto ninguna molestia?

Porque la enfermedad periodontal es una infección silenciosa, que avanza lentamente durante años sin producir síntomas apreciables por el paciente. Pueden incluso llegar a perderse piezas sin que haya sentido nunca dolor.
Es por esto que debemos prestar atención a los signos de alarma antes mencionados, especialmente el sangrado de las encías: una encía sana NO sangra al cepillado.

¿Los tratamientos periodontales son dolorosos?

No ya que siempre se realizan con anestesia local, con lo que el paciente no sentirá nada.

¿Se nota sensibilidad tras el tratamiento?

Puede notarse una cierta sensibilidad tras el procedimiento ya que al retirar todo el sarro que los cubría los dientes están más expuestos y por tanto más sensibles a los cambios de temperatura, si bien estas ligeras molestias pueden mitigarse aplicando productos desensibilizantes.

¿Por qué tras el curetaje noto huecos entre los dientes?

Porque los espacios entre dientes estaban rellenos de sarro duro, por lo que el paciente lo percibe como parte de sus dientes, y al ser retirado tiene la sensación de que le han quitado trozos pero el curetaje en ningún caso fractura los dientes.

¿Cada cuanto tiempo hay que repetir el curetaje?

En principio, si el paciente sigue las recomendaciones de higiene y mantiene su boca limpia, no será necesario repetir el curetaje, no obstante esto se valorará en las revisiones periódicas. Los curetajes nunca se recomendarán de forma indiscriminada sino a aquellas personas que lo necesiten y en las zonas de la boca en las que lo necesiten.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted